Una guía para principiantes para Pai Gow Poker

Si te gusta jugar al póquer, puedes disfrutar aprendiendo a jugar al póquer Pai Gow. El póker Pai Gow se basa en un juego chino de siete cartas que originalmente se jugaba con fichas de dominó. El poker Pai Gow es considerablemente más desafiante que la mayoría de las otras formas de poker. Aprender a jugar esta forma de póker puede ser muy divertido y puede rendir frutos cuando se juega en casinos.

Las reglas para jugar Pai Gow son bastante similares a las del poker directo en lo que respecta a las manos ganadoras. El juego se juega de una manera un poco diferente. Pai Gow usa 53 cartas en lugar de 52 cartas. Un mazo de cartas normal 52 se usa con un comodín extra. Esto presenta la posibilidad de adquirir un cinco de una clase en Pai Gow Poker. En el póquer regular, una Escalera Real es la mano más alta posible. En el póquer Pai Gow, un cinco de una clase siempre supera a una Escalera Real. Una de las cosas más emocionantes que pueden ocurrir en Pai Gow es la posibilidad de obtener cinco de una clase.

Pai Gow usa las siete cartas para determinar las ganancias. Pai Gow también le permite al crupier jugar no solo con uno, sino con todos los jugadores. Para comenzar el juego, cada jugador debe poner una apuesta. Luego, se le dan siete cartas a cada jugador. Todos deben estar boca abajo. Después de repartir las cartas, cada jugador, excepto el repartidor, organizará sus cartas en una mano de cinco cartas y una mano de dos cartas.
Es importante no discutir o hablar sobre las cartas, después de que hayan sido tocadas y divididas en consecuencia. El cinco de una clase es el resultado más alto posible de la mano de cinco cartas. Las únicas posibilidades para las dos cartas son el par o la carta alta. Después de que los jugadores hayan dispuesto las dos manos, los colocarán boca abajo sobre la mesa o la superficie de juego una al lado de la otra. El más alto de sus dos manos es lo primero.

Cuando todos los jugadores terminan de organizar sus manos, el repartidor hace lo mismo, solo con sus cartas. Cuando termina, se revelan todas las manos y comienzan los pagos. Cada jugador compara su mano de cinco cartas con la mano de cinco cartas del repartidor. A continuación, las dos manos de la carta se compararán con la mano de dos cartas del repartidor. Si ambas manos son mayores que las del distribuidor, entonces el pago es la misma cantidad de tu apuesta cuando comienzas el juego por primera vez. Sin embargo, si gana una mano y el distribuidor gana la otra, puede mantener su apuesta y no recibe un pago (esto se denomina “empujar”). El crupier ganará tu apuesta si ambas manos han vencido a la tuya. Por lo general, en los juegos de casino, el favor irá al distribuidor en caso de que ocurra una mano atada.

You May Also Like

About the Author: admin

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *