Cómo trabajar D’Alembert Roulette

El concepto es increíblemente simple, pero hay una lógica sólida detrás de él, como explicaré. El sistema se utiliza para todas las apuestas externas en la ruleta que se pagan de manera uniforme. Como progresión negativa, agrega 1 unidad al tamaño de su apuesta cada vez que pierde. Cuando gana, reduce su apuesta en 1 unidad. Para aquellos que no están seguros de lo que quiero decir con una unidad, una unidad es cualquier número, por lo que podría ser de £ 5, £ 100 o, por supuesto, solo £ 1. Para comenzar a utilizar el sistema, debe realizar una apuesta de una unidad en cualquier apuesta de probabilidad uniforme, como rojo o negro. Por supuesto, la posibilidad no es exactamente 50/50 en estas apuestas, pero el pago es como si lo fuera.

Si pierde esta apuesta inicial, su próxima apuesta aumentará en una unidad. Cuando gane, la siguiente apuesta se reducirá en una unidad. Continúe así hasta que obtenga una ganancia neta de una unidad. Para ilustrar mejor el método, hagamos una apuesta inicial de 1 euro al negro. La rueda gira, la bola se pone roja, por lo que pierde y aumenta su segunda apuesta a £ 2. Pierde de nuevo y la tercera apuesta que debe realizar es de £ 3. Usted gana el giro y, por lo tanto, su próxima apuesta disminuye a 2 €. Muy simple, ¿verdad? La idea detrás del sistema de ruleta D’Alembert es recuperar sus pérdidas aumentando su apuesta después de cada pérdida.

Es el mismo principio que en el sistema de ruleta martingala, pero las apuestas aumentan linealmente, lo que hace que este sistema sea considerablemente más seguro. Sin embargo, la otra cara de esta estrategia en comparación con la martingala es que, por supuesto, se necesitan más victorias para generar una ganancia neta. De manera similar a muchos otros sistemas de apuestas, este método se basa en la noción de que si el rojo gana más que el negro, es más probable que el negro gane en el futuro. Y si el rojo gana menos ahora, es más probable que gane en el futuro. La idea es que la frecuencia de las dos apuestas eventualmente se equilibre.

Por supuesto, el rojo y el negro tienen la misma probabilidad de ganar en cada giro, pero como su apariencia es aleatoria, ese equilibrio se puede alcanzar después de un número infinito de giros. En realidad, la ruleta es aleatoria y, como podemos ver, este principio no debería ser válido, sin embargo, algunos ávidos jugadores de ruleta confían en él y construyen su estrategia basándose en esta creencia. Por supuesto, para la mayoría de los jugadores, D’Alembert seguirá siendo simplemente un sistema de apuestas útil, relativamente seguro y sencillo que les ayudará a gestionar sus fondos de forma un poco más eficaz. Sin mencionar el hecho de que, después de todo, seguir una determinada estrategia, incluso una simple como esta, es mucho más divertido que colocar sus fichas sin rumbo fijo sobre la mesa.

You May Also Like

About the Author: admin

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *